Para mentes inquietas y oídos con ganas de comerse el mundo. Lonely Planet Magazine

Discos

El árbol genealógico de David Amaya (1971) nos muestra que es un flamenco de raza, por de sus prestigiosos progenitores ─la bailaora “la Tati” y el cantaor “Chato Amaya”─, pero además es descendiente directo de la mítica bailaora Carmen Amaya. “El Ardilla” formó parte de una generación denominada “Jóvenes Flamencos”, y de La Barbería del Sur para los que Amaya compuso, también con El Cigala, Morente o como solista. En aquella década ─donde no era frecuente los conocimientos musicales y técnicos─ le hizo destacar. Años en los que se explotó la etiqueta desde Nuevos Medios gracias a Mario Pacheco, un término con el que dieron aire al novel movimiento flamenco con una serie de compilaciones homónimas que lo popularizaron. En las piezas que entrega Amaya se ha acercado  a corrientes urbanas como el rap o el hip hop,  está “especialmente satisfecho de haber podido fusionar mis raíces con la vivencias musicales de otros continentes y del resultado obtenido en cuanto a belleza sonora se refiere, y me refiero a los arreglos de cuerdas de una orquesta que escribí y dirigí por primera vez y que me supusieron un reto importante”. Entre los invitados destaca Guadiana en varios temas, también Montse Cortés. Música, más unas páginas, un “librito”, con textos propios en los que expone su visión del flamenco y su evolución como paradas en epígrafes como El Arte, Flamenco, Palos, Gypsy Power, Movida Flamenca, La Barbería,… En formato disco-libro, cd con 13 temas, y 32 páginas ilustradas con imágenes─, que son “solo una recopilación de conclusiones y de hechos. “Es también un sentido Homenaje a un movimiento cultural que influenció y enriqueció el panorama musical nacional e internacional y del que poco o nada se ha escrito, ni siquiera se ha bautizado correctamente”, se acuñaron términos discutibles como ‘nuevo flamenco’ y ‘flamenco fusión’, y ‘flamenquito’ que considera la denominación directamente inaceptable. En cualquier caso, el Flamenco Fusión o como queramos llamarlo lo hicieron posible, según Amaya, grandes artistas como Camarón de la Isla, Paco de Lucía, Enrique Morente y los hermano Habichuela, que innovaron en palos tradicionales que se estandarizaron en los años 30 del siglo XX. Un repaso personal en primera persona del flamenco ─la visión el haber estado casi 15 años en Argentina, y su poso dejado allí y aquí─, su evolución al flamenco-pop y sus fusiones con otros estilos.

 

DAVID AMAYA
Alma Barbera. Corazón Porteño
(2017)

logo de UPV Radio 102.5 FM logo de multicult.fm weltkulturradio
Diseño Web Valencia Logotipo de PixelST :: Diseño Web Valencia